Ayer llegamos al campo base chino del Shisha Pangma, ubicado a 5000 metros. Se trata de un lugar ya conocido para nosotros, porque es la tercera vez que venimos a esta cara del Shisa Pangma.

La verdad es que las cosas aquí nunca cambian. Pensábamos que ya tendríamos los yaks aquí , pero no: los yaks no estaban y hemos tenido que esperar todo el día de hoy su llegada. Estos animales transportarán nuestro material hasta el Campo Base del Shisha Pangma, a 5.600 metros, donde nos instalaremos antes de comenzar la escalada.

Hoy ha sido un día especial: como todos sabéis, un gran grupo de gente atacaba la cumbre del Annapurna, entre ellos Miss Oh. Han tenido un día muy largo, con unas condiciones duras, pero al final han llegado a la cumbre. Miss Oh, Juanito Oiarzabal, Carlos Pauner, Tolo Calafat y algunos amigos más. Desde aquí les queremos felicitar a todos y deseamos que, ahora que estarán descendiendo, vayan con mucho, mucho cuidado.

Nosotros, entretanto, continuamos aquí con lo nuestro, mirando al Shisha Pangma. Esperamos que haya suerte y que el tiempo nos abra una pequeña ventana para intentar llegar a la cima y, así, terminar los 14 ocho miles.

Mañana saldremos temprano en dirección al Campo Base, y desde allí os contaré mas cosas: en qué condiciones está la montaña, cuántas expediciones hay, y cómo está todo por ahí arriba.