Es muy difícil tomar decisiones en una día como el de hoy. Hace mucho tiempo que no estaba en una situación similar. Esta mañana, sobre las nueve, nuestros sherpas han salido para el campo dos y enseguida nos han llamado por el walki para avisarnos de que se daban la vuelta porque no podían llegar al campo dos por la cantidad de nieve que había caído en las últimas horas. Por la noche había nevado bastante en el campo base, pero parece que más arriba había nevado mucho más. Han dejado el depósito en el campo uno y se han vuelto. Parece que luego, durante el día, se ha podido llegar al campo dos pero como ellos iban muy temprano no lo han visto tan claro.

¿Por qué os digo que me cuesta tomar decisiones? Porque no sé qué hacer. Las previsiones avisan de que mañana por la tarde viene nieve, y mucha, durante dos días. Eso quiere decir que si mañana subimos como teníamos planeado nos va pillar mal tiempo arriba y nos vamos a tener que bajar. Y no sirve nada para la aclimatación, al revés, nos cansaremos.
 
También he hablado con los sherpas y ellos están cansados. Entonces me pregunto, ¿qué hacemos? Nadie se atreve a decir nada. Nadie quiere subir al campo dos. Entonces subiríamos directos desde el campo base sin hacer campo uno y nos desgastaríamos para nada. Miramos un poco alrededor y algunas personas de otras expediciones ya han dormido en el campo dos. Y quieras que no, te preocupa. Siempre digo que no hay que mirar lo que hacen los demás, si no que debemos preocuparnos de lo nuestro. Por eso os digo que son decisiones difíciles de tomar. ¿Me equivoco o no me equivoco? Siempre digo que tengo que seguir mi instinto,y creo que lo voy ha hacer: esperar. Pero eso no quita que esté preocupada.

En definitiva, acabo de pasar por la cocina, he mirado a Migma y Passan y ellos me han dicho que están un poco cansados. Y después de todas las dudas hemos decidido esperar. Deseo que las previsiones se cumplan y que mañana nieve y, si es así, lo cogeremos con tranquilidad y esperaremos al día 30 para subir. Mañana intentaremos dar una buena vuelta caminando hacia el campo base de una montaña que esta aquí cerca, el Pumori, y haremos un poco de actividad y entrenamiento a la ve. Nos vendrá bien.
Diréis que soy un poco dubitativa, pero la verdad es que no es fácil tomar las decisiones aquí. Y cuando me pongo a compartirlas con vosotros se me hace también algo raro. Si os digo la verdad las pienso mucho antes de escribirlas. Me cuesta no arrancar para arriba y reflejarlo aquí. Esto es un blog. Primero me cuesta tomar decisiones con el equipo y si os digo la verdad a vosotros os siento como si también formaseis parte del equipo.

Me voy a la cama, a seguir dándole vueltas a la cabeza si hemos decidido bien o no. Hoy me dormiré con esto. Buenas noches a todos.
Y un abrazo.