Nos vamos para arriba. ¡Por fin parece que ha llegado el momento! El tiempo no está muy estable pero creo que para subir al campo aguantará bien. Nuestra intención es por lo menos pasar tres noches en el campo dos y alcanzar el campo tres para poner las tiendas. Mañana temprano iremos directos al campo dos, a 6.400 metros. Recogeremos  todo el material que subimos la semana pasada y continuaremos hacia nuestro objetivo. Como os decía nuestra intención es pasar tres noches a 6400 metros y subir al campo 3, a 7400 metros, para poder hacer las plataformas y poner una par de tiendas. El campo tres está ubicado en la pared de Lhotse y parece que hay mucho hielo. Nos va costar un poco poder poner las tiendas ahí pues se tendrá que picar y palear un poco.

Todo el mundo se encuentra muy bien y con muchas ganas. Mañana nos acompañará  Asier, ya recuperado, y pasado mañana subirán los sherpas Jambu, Migma y Passan. A ellos no les gusta dormir mucho en altura y por eso llegarán un día mas tarde y enseguida emprenderemos la marcha al campo tres.

El día de hoy ha sido tranquilo. Ha nevado un poco, pero no mucho, y hemos aprovechado el tiempo para comer, dormir y filmar un poco. Hacia las 11 de la mañana me he acercado a la cocina y le he preguntado a Nati qué nos iba a preparar para comer. Me ha dicho que garbanzos. La verdad,  los hace muy bien. Los sherpas estaban almorzando ya y me he sentado con ellos. Me han dado a probar lo que estaban comiendo, champa con una salsa picante, y reconozco que cada vez me gusta más la comida Nepalí. Me acuerdo cuando empecé a venir por aquí, que no me gustaba nada el picante y ahora no puedo comer ninguna comida nepalí sin él. Me encanta, pero moderado, ya que ellos se pasan algunas veces les ves comiendo y hasta sudan, pero les encanta.
Después de comer hemos disfrutado de una buena siesta y luego nos hemos puesto a preparar todo el material para mañana: un poco de comida y algo de vicio para pasar estos días por ahí arriba.
Os escribo estas líneas después de cenar y antes he salido a ver el tiempo. El cielo está totalmente estrellado. ¡Qué bien! Mañana tendremos un buen día y ya os contaré cuánto nos ha costado llegar al campo dos y cómo nos va.

Un abrazo.